Dimensionamiento del Mercado de Audio y Video Asociados

extras-restringidos-ubuntuEn la definición e identificación de los segmentos que integran el mercado nacional de audio y video asociados (AVA) a través de redes de telecomunicaciones, resulta conveniente determinar aquellos servicios que resultan ser sustituibles o intercambiables para los consumidores, criterio seguido por la legislaciones en materia de competencia en los mercados nacionales (Ley Federal de Competencia Económica), así internacionales (Comisión Europea), señala un estudio de Competitive Intelligence Unit CIU.

En este sentido debemos recordar que la creciente adopción de servicios de internet, el aumento en las capacidades de velocidad de la banda ancha, así como la proliferación de dispositivos de conectividad, constituyen los principales factores que han propiciado el consumo de contenidos audiovisuales a través de una multiplicidad de plataformas y servicios.

En este contexto tecnológico convergente, existe un entorno competitivo de distribución de contenidos audiovisuales más extenso que cualquier intento de definir el mercado de AVA a partir de uno solo de sus componentes tradicionales como lo es la televisión y audio restringidos.

De esta forma, el ecosistema del mercado mexicano de servicios de AVA se puede representar a través de los siguientes segmentos: televisión y audio restringidos a través de tecnología por cable, satelital y por internet (IPTV), servicios Over-the-Top (OTT) y plataformas de distribución de contenidos de audio y video bajo demanda, y por último, plataformas de distribución de audio y video por internet (incluyendo aquellas de distribución ilegal).

Ecosistema del Mercado de Audio y Video Asociados

 Telecomdata400

Fuente: Estimaciones de The Competitive Intelligence Unit con base en información de operadores, , IFT, Dataxis y Comscore

Dentro de este mercado destaca que el número de usuarios que realizan consumo gratuito de contenidos por internet superan, de manera independiente, a los de televisión restringida vía satélite o por cable.

Asimismo, los usuarios que consumen servicios de OTT de paga ya representan 48.6% de los usuarios de televisión por cable. Con ello, es posible dar cuenta que, a pesar de que los servicios vía internet fueron lanzados previamente a los de televisión restringida, estos ya representan un servicio que compite y participa significativamente en el mercado de AVA.

También se observa la magnitud que han alcanzado estas nuevas plataformas de distribución de contenidos al analizar la participación de los ingresos generados por los servicios de audio y video asociados en su conjunto. Si bien a la fecha aquellos ingresos provenientes de las compañías que transmiten contenidos a través de internet aun no alcanzan a aquellos generados por los servicios de televisión restringida, éstos ya representan 27% del total del mercado. Ello permite afirmar que estos servicios tienen la posibilidad de desviar ingresos que anteriormente le correspondían a medios tradicionales de transmisión de contenidos audiovisuales.

Con todo, es clara la conveniencia de que el mercado de servicios de audio y video asociados a través de redes de telecomunicaciones no debe ser reducido únicamente al segmento de televisión y audio restringidos.

El análisis se robustece y complementa al considerar a este segmento en términos convergentes con los demás que integran el ecosistema competitivo. Conjuntamente conforman al universo de alternativas que compiten entre sí y se consideran como intercambiables en el acceso a contenidos audiovisuales.