Nutrición y envejecimiento saludable (Día del Abuelo)

El próximo 28 de agosto se celebra en México el Día del Adulto Mayor, mejor conocido por todos como el Día de los Abuelos. Herbalife Nutrition, en el marco de la celebración nos comparte información de interés para que todos nuestros adultos mayores tengan un envejecimiento saludable tan solo siguiendo 6 puntos para seguir una dieta de forma correcta.

La Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) del 2018, refleja que en México residen 15.4 millones de personas de 60 años o más. Y esta cifra, representa el 12.3% de la población total de nuestro país[1]. Esto quiere decir que en las últimas décadas México se ha vuelto cada vez más añoso. Con el aumento en la expectativa de vida del ser humano, nuestro planeta, nuestro México, tiene población cada vez más longeva.

Es por ello, que una de las metas poblacionales a mediano plazo debe ser el Envejecimiento Saludable. El envejecimiento saludable, se describe como un proceso de por vida, que optimiza las oportunidades para mejorar y preservar la salud y el bienestar físico, social y mental. Es tener independencia, calidad de vida y mejorar la transición exitosa del curso de la vida[2].

No se trata de sobrevivir, sino de realmente vivir y gozar de buena salud en plenitud como adultos mayores. En otras ocasiones lo he mencionado, una buena nutrición, la realización de actividad física y el buen descanso, son pilares fundamentales para poder alcanzar esta meta de vernos y sentirnos bien.

Seguir una dieta correcta no es exclusiva de una etapa de la vida en específico. La construcción del envejecimiento saludable debe empezar desde las etapas tempranas de nuestra vida. De esta manera es importante aprovechar las recomendaciones que nos dan las autoridades en materia de salud y nutrición en nuestro país, a través de la Norma Oficial Mexicana 043 para la orientación alimentaria. Llevar a cabo una Dieta Correcta, es la mejor inversión que los niños, adolescentes y adultos jóvenes pueden hacer, para tener un envejecimiento saludable.

Recordemos entonces los 6 puntos de la dieta correcta que cumple con las siguientes características: completa, equilibrada, inocua, suficiente, variada y adecuada.

  1. Completa: debe de contener todos los nutrimentos (carbohidratos, proteína, grasa, vitaminas y minerales). Se recomienda incluir en cada comida alimentos de los 3 grupos de alimentos (Frutas y verduras, cereales y tubérculos y productos de origen animal y leguminosas).
  2. Equilibrada: que los nutrimentos guarden las proporciones adecuadas entre sí.
  3. Inocua: Esto quiere decir, que su consumo habitual no implique riesgos para la salud porque está exenta de microrganismos patógenos, toxinas, contaminantes. También la inocuidad implica que sea una dieta llevada con mesura y que no aporte cantidades excesivas de ningún componente o nutrimento.
  4. Suficiente: se deben cubrir las necesidades de todos los nutrimentos. Aquí se toma en cuenta la personalización de la dieta de acuerdo a los diferentes grupos de edad y grupos específicos.
  5. Variada: procurar que, entre una comida a otra, se incluyan alimentos diferentes de cada grupo. Variedad en colores, sabores, texturas, platillos y preparaciones.
  6. Adecuada: que esté acorde con los gustos y la cultura de quien la consume y ajustada a sus recursos económicos, sin que ello signifique que se deban sacrificar sus otras características[3].

Por último, una de las autoridades más importantes en Nutrición a nivel mundial, la Academy of Nutrition and Dietetics[4], menciona que, en el adulto mayor, existen algunas necesidades nutrimentales especiales, de las cuales siempre debemos estar alerta:

  • El buen consumo de grasas. La mayoría de las grasas que el adulto mayor debe consumir tienen que ser grasas poliinsaturadas y mono-insaturadas, que se encuentran principalmente en nueces, semillas, aguacates, aceites vegetales y pescados grasos. Hoy se conocen múltiples beneficios de estos alimentos que ayudan a la prevención de enfermedades cardiovasculares y crónico degenerativas.
  • Los adultos mayores necesitan más calcio y vitamina D, para ayudar a mantener la salud de su sistema óseo y muscular. Lácteos descremados, yema de huevo, verduras de hoja verde, almendras, sardinas y charales, son algunos ejemplos de fuentes de estos nutrimentos.
  • Fuentes de proteína magra. El consumo de proteína con calidad, de origen animal y vegetal, apoyará al mantenimiento de la masa muscular en el adulto mayor, y evitará un mayor riesgo de sarcopenia.

[1] Estadísticas INEGI. https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/aproposito/2019/edad2019_Nal.pdf

[2]Health Canada. Workshop on Healthy Aging, 2014. http://www.hc-sc.gc.ca/seniors-aines/pubs/workshop_healthyaging/pdf/workshop1-eng.pdf

[3]NORMA Oficial Mexicana NOM-043-SSA2-2012, Servicios básicos de salud. Promoción y educación para la salud en materia alimentaria. Criterios para brindar orientación. http://dof.gob.mx/

[4] Special Nutrient Needs for Older Adults, 2020. https://www.eatright.org/health/wellness/healthy-aging/special-nutrient-needs-of-older-adults.