Consejos para emprendedores

Los emprendedores son personas especiales. Son arriesgados, personas que ponen todo de sí, y con sangre, sudor y lágrimas persiguen su camino. Se necesita mucho carácter y determinación para arrancar y mantener un negocio, esto es que lo piensa John DeSimone, Presidente de Herbalife Nutrition. Hoy como nunca, los emprendedores están experimentando importantes desafíos para mantener a flote su negocio, conservar los empleos y mantener las puertas abiertas de sus negocios. Si bien el dinamismo y perseverancia caracterizan a los emprendedores para alcanzar sus metas, a menudo se olvidan de cuidarse ellos mismos. Aquí comparto una guía para emprendedores sobre el autocuidado:

Entrando al modo fit:

Usted sabe lo bien que se siente uno después de hacer ejercicio, pero muchos propietarios de pequeñas empresas tienen dificultades para hallar tiempo incluso para comer, mucho menos lo encuentran para hacer ejercicio. Para obtener los beneficios de las endorfinas del ejercicio, sin comprometer mucho tiempo, divida su entrenamiento en sesiones matutinas y vespertinas. Tome una clase más corta de yoga o estiramiento en línea por la mañana o por la noche. Si no puede salir a distancias lejanas, puede correr menos kilómetros, pero considere una estrategia interválica de alta intensidad (HIIT) para correr distancias más rápidas y cortas.

Tomar vacaciones:

Cuando es el jefe, ya no se da el lujo de unas vacaciones, y muchos empresarios no se toman tiempo libre, o si lo hacen, se sienten tremendamente culpables por dejar su empresa. Si puede tomarse un tiempo libre, ¡hágalo! Escaparse le proporciona la relajación que tanto necesita y le permite recordar lo que es más importante en la vida. Si no puede tomarse semanas fuera del trabajo, especialmente durante los primeros años de su empresa, considere los microdescansos: un par de días libres para apagar y reiniciarse pueden dejarlo nuevamente con la pila recargada.

Humor:

No es solo un adagio que la risa es medicinal, está científicamente probado que la risa mejora la relajación mental, reduce la presión arterial y el dolor, e incluso mejora al sistema inmune. Ser emprendedor significa dedicar muchas horas del día y un alto nivel de estrés a medida que cambia el clima económico. Tómese el tiempo para bromear con compañeros de trabajo, familiares y amigos, o vea un video divertido, sienta el alivio y la liberación emocional de una buena carcajada.

Conéctate con otros:

A menudo, cuando nos involucramos en un nuevo proyecto empresarial, se vuelve un desafío conectar con otros en un día de trabajo ajetreado. Abandone un poco el ambiente laboral de vez en cuando, puede ser emocionante, gratificante y, a menudo, hasta aislante. Agregue un elemento de calendario a su programa semanal que haga tiempo para una conexión. Llame a un viejo amigo, un antiguo colega o alguien que desee agregar a su red.

Aprende algo nuevo:

Una de las muchas recompensas de iniciar un negocio es la afluencia ininterrumpida de mayor información que puede aprovechar para aumentar su experiencia. Un camino sencillo para obtener información valiosa para operar el negocio es a través de blogs comerciales que comparten ideas que van desde aprender sobre financiamiento hasta cómo configurar la estructura legal de su empresa.

Los emprendedores dan el paso y se aventuran en lo desconocido para vivir su sueño de convertir sus pasiones en un negocio. Mientras ponen su corazón y su alma en la empresa, los propietarios de pequeñas empresas deben hacer y tomarse el tiempo para cuidar a su empleado más valioso: ¡ellos mismos!