Lecciones de liderazgo aprendidas durante la pandemia

El “timing” lo es todo. En marzo, después de una carrera como pediatra, funcionario de salud pública – incluyendo el servicio como Almirante Comisionado en el Servicio de Salud Pública de Estados Unidos – y Subsecretario de Salud en el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, así como funcionario directivo en Walmart, fui nombrado CEO de Herbalife Nutrition.

Tomé el timón de una de las empresas de productos nutricionales más grandes del mundo durante la peor pandemia del siglo. Como muchos ejecutivos, aproveché las lecciones aprendidas durante mi multifacética carrera para administrar y liderar durante la crisis, así como para apoyar a los miembros de nuestro equipo, socios y clientes. Después de haber manejado una serie de crisis de seguridad de cuatro grandes huracanes y el primer ataque con ántrax de Estados Unidos, he aprendido algunas lecciones importantes sobre cómo dirigir un barco en medio de una fuerte tormenta.

Los líderes de plomo, compartiendo objetivos claramente definidos

Cuando una crisis golpea, los líderes tienen que compartir objetivos claros con sus grupos de interés. ¿Cuál es su visión de la empresa? Sin objetivos establecidos, sus audiencias clave pueden sentir que no hay ningún plan definido para ayudar a su empresa u organización a manejar la situación.

En Herbalife Nutrition, inmediatamente necesitábamos asegurarnos de que nuestros empleados pudieran realizar su trabajo de manera segura y que tuvieran los recursos necesarios para trabajar en la fábrica u oficina, y que además tuvieran las herramientas para establecer una oficina en casa. Implementamos instantáneamente protocolos de salud que incluían el aumento de la frecuencia en las limpiezas programadas y estaciones de trabajo socialmente distanciadas, entre otras precauciones. Como servicio esencial, necesitábamos asegurarnos de que nuestros productos siguieran llegando a nuestros clientes. Hemos trabajado sin descanso para salvaguardar nuestra cadena de suministro, pivotamos (adaptar estrategia) rápidamente cuando sea necesario y continuamos operando para satisfacer la demanda.

Los líderes se comunican abierta y claramente

Cuando estalla una crisis, es natural pasar mucho tiempo con su equipo directivo superior para determinar los próximos pasos a seguir. Como líder, deseas confirmar que hayan comprendido la idea a un nivel alto y que todos en el equipo tenga claro qué hacer.

Pero, mientras los equipos de liderazgo están tratando de resolver el camino a seguir, su audiencia más valiosa, sus empleados, necesitan saber de usted de inmediato. No es necesario que tenga todas las respuestas para comunicarse con su equipo y decirles que comprende que este momento es difícil, que todos están sintiendo el dolor y que estamos aquí para apoyarnos unos a otros y, sobre todo, que su salud y la seguridad es su máxima prioridad.

Es fundamental transmitir este mensaje lo antes posible, mientras se analizan las cadenas de suministro y se toman decisiones críticas. Una vez que se crea un plan, en este caso, desde donde nuestros empleados estarían trabajando, hasta adaptarse a una mayor demanda para ser considerado un servicio esencial, las audiencias clave deben comunicarse con frecuencia y transparencia.

Los líderes son la calma en la tormenta

Todo el mundo busca a los líderes para obtener sus pistas, incluso su equipo senior. Habiendo servido como vicepresidente senior de salud y bienestar para el minorista más grande del mundo, Walmart, liderando un equipo de más de 65 mil personas, me volví experto en comunicarme con claridad y asegurarme de que cuando las emociones subían de intensidad, era yo quien mantenía la compostura. Descubrí que mi confianza impactaba directamente en quienes me rodeaban. Nunca hay que olvidar que todos se fijan en la persona que está en la cima dirigiendo, para establecer el tono, y en una situación retadora o de crisis, los líderes deben predicar con el ejemplo.

Los líderes sirven a otros: su equipo, socios y clientes

Un líder fuerte se enfoca en comprender y servir a las necesidades de los demás. Durante una crisis, es necesario que la persona a cargo nunca pierda de vista la forma en que la organización atiende a sus audiencias y nunca se aproveche de la crisis. Los líderes deben pensar no solo en la producción de productos, sino también en asegurarse de que los trabajadores estén seguros y se desarrollen y compartan protocolos para lograrlo.

Nuestro rol de ayudar a los Distribuidores Independientes durante la actual crisis fue tal vez aún más complicado que nuestro papel ayudando a los empleados. La mayoría de ellos trabajan solos o en pequeños equipos. Debido a que no son empleados, nuestras herramientas de liderazgo se limitan a la influencia, confianza, inspiración, tutoría y orientación. No podemos ordenarles que entren en batalla. Sin embargo, necesitábamos darles un sentido de confianza y dirección para asegurar el crecimiento del negocio.

Desde el principio, aconsejamos a nuestros Distribuidores Independientes para que reconocieran que sus comunidades dependían de la entrega de los mismos como los que recibían antes de la crisis. Los animamos a innovar y encontrar soluciones temporales a las alteraciones y afectaciones en sus comunidades. Hemos alentado a nuestros Distribuidores Independientes a ir un paso adelante e intensificar su compromiso con sus equipos, clientes y entidades. Les aseguramos que no los soltaríamos de las manos en la tormenta. Les aseguramos que no estaban solos.

A veces, con el deseo de responder con un sentido de urgencia, tomamos atajos o nos olvidamos de tomarnos un momento para escuchar, leer el lugar, buscar información y obtener retroalimentación sobre nuestras ideas.

Los líderes durante una crisis a menudo reciben una autoridad unilateral sin precedentes para tomar decisiones, pero es de hecho, más importante que el líder trate de ser lo más inclusivo posible, ya que esto genera confianza y aceptación. En Herbalife Nutrition, toda la compañía existe para apoyar a nuestros Distribuidores Independientes mientras sirven a sus clientes y desarrollan sus negocios. Durante la crisis, nuestros Distribuidores fueron nuestra mayor fuente de ideas comerciales e innovación. Mucho de lo que nos enseñaron en estos meses continuará mucho después de que haya pasado esta crisis.

Los líderes dan a los necesitados

La pandemia ha resaltado y expuesto los desafíos de la inseguridad alimentaria que azotan al mundo. Feeding America informa que aproximadamente 54 millones de personas (1 de cada 6 personas) pueden experimentar inseguridad alimentaria en 2020, incluidos 18 millones de niños (1 de cada 4 niños). Los líderes tienen la responsabilidad no solo de apoyar a sus empleados y clientes, sino también de ayudar a las poblaciones desatendidas de todo el mundo.

Como empresa mundial de nutrición que ofrece alimentos y suplementos alimenticios a millones de personas en 94 países de todo el mundo, estamos en una posición única para ayudar a nuestras comunidades durante este tiempo. El año pasado lanzamos Nutrición para el Hambre Cero, una iniciativa global enfocada en brindar nutrición saludable y educación nutricional a comunidades de todo el mundo.

En abril, anunciamos que, de un millón de dólares prometidos al Fondo de Respuesta de Emergencia del Programa Mundial de Alimentos de EE. UU., 333.000 dólares ayudaríana los esfuerzos de ayuda frente a la pandemia del coronavirus. Estos fondos, dotados a través de nuestra iniciativa de Nutrición para el Hambre Cero, apoyarán al Programa Mundial de Alimentos (PMA)de Naciones Unidas para responder a problemas de suministro en cadena y otros aspectos logísticos relacionados con el virus.

Las crisis nos ponen a prueba a todos: descubrimos lo fuertes e ingeniosos que somos, y se nos recuerda que debemos pensar en los más necesitados. Ahora más que nunca, las empresas y organizaciones necesitan líderes con una visión clara, que se comuniquen de manera eficaz y actúen con decisión. Sé que la comunidad mundial sobrevivirá a la pandemia con líderes que brinden esperanza a los demás, dirección y sobre todo, un camino a seguir.

Por John Agwunobi, Presidente y Director Ejecutivo de Herbalife Nutrition